miércoles, 13 de abril de 2011

COMO TRATAR UN DESGARRO MUSCULAR

El desgarro muscular es una rotura parcial o total de las fibras musculares las cuales son causadas por un fuerte impacto, una lesión traumática. No solo las fibras musculares se ven afectadas sino también todo lo que lo rodea como el tejido conjuntivo que rodea los vasos sanguíneos.

Existen varias causas que pueden producir un desgarro muscular, estas son las más comunes:

Un mal esfuerzo o una fatiga muscular muy intensa, es causada cuando en la práctica de deportes se excede el uso del músculo.

Sedentarismo, en las personas que tienen una vida sedentaria, se les debilitan las fibras musculares dejándolas mas expuestas a sufrir un desgarro.

Una de las principales causas es el traumatismo, fundamentalmente en deportes de contacto.

La desnutrición, esta debilita la capacidad contráctil de las fibras musculares.

La mala circulación sanguínea (que puede ser tanto venosa como arterial), causa que el músculo no reciba durante el ejercicio el aporte suficiente de flujo sanguíneo por lo tanto que las sustancias de desecho no se eliminen adecuadamente; esto implica una probable intoxicación del músculo.

Ciertas enfermedades, como por ejemplo la diabetes.
Mal acondicionamiento del músculo antes de realizar actividad física, un mal calentamiento del músculo, estiramientos o incluso masoterapia antes de la actividad física.

El tratamiento mas común y el mas aplicado para desgarros musculares, es la terapia que se conoce como RICE, (del ingles rest, ice, compression, elevation), consiste en reposar, aplicar hielo al producirse la lesión, comprimir con venda y elevar del miembro.

La duración de cada una de las etapas es variable y depende de la gravedad del desgarro.

En este tipo de tratamiento la duración de cada etapa varía dependiendo la gravedad del desgarro. También debemos tener en cuenta como prevenir un desgarro muscular.

Existen 3 tipos de grados de desgarro, grado 1 o leve, grado 2 o moderado, grado 3 o grave.




Tratamiento del desgarro muscular de Terapia Física: si bien es cierto el tratamiento RICE que se menciono anteriormente es el mas utilizado, los terapeutas físicos hacen provecho de otras técnicas para tratar la lesión dependiendo de la gravedad de la misma.

Este es el tratamiento de terapia física que se puede aplicar en desgarres según su gravedad.

Grado 1 o leve

* Días 1-3
Compresión, Hielo, Elevación, Movilización activa, Entrenamiento isométrico, tens.

* Días 4-7
Entrenamiento en piscina, estiramientos sin dolor, potenciación isotónica (comenzando con pesos ligeros a más pesados y primero con acciones concéntricas a excéntricas), ejercicios funcionales.

* Día 8
Entrenamiento isocinético (desde velocidades angulares rápidas a lentas y desde acciones concéntricas a excéntricas), entrenamiento pliométrico, ejercicios específicos del deporte practicado.

Grado 2 o moderado
* Días 1-3
Compresión, Hielo, Elevación, Movilización activa indolora, Marcha con muletas.

* A partir del día 4
Entrenamiento isométrico indoloro.

* A partir del día 7
Entrenamiento en piscina, estiramientos indoloros, potenciación isotónica (comenzando con pesos ligeros a más pesados y primero con acciones concéntricas a excéntricas), ejercicios funcionales.

* A partir de la segunda semana
Entrenamiento isocinético (desde velocidades angulares rápidas a lentas y desde acciones concéntricas a excéntricas), entrenamiento pliométrico, ejercicios específicos del deporte.

Grado 3 o grave
* Días 1-3
Compresión, Hielo, Elevación. Marcha con muletas.

* A partir del día 4
Electroestimulación muscular.

* A partir del día 7
Movilización activa indolora, Entrenamiento isométrico indoloro.

* A partir de la segunda semana
Entrenamiento en piscina, estiramientos indoloros, potenciación isotónica (comenzando con pesos ligeros a más pesados y primero con acciones concéntricas a excéntricas), ejercicios funcionales.

* A partir de la tercera semana
Entrenamiento isocinético (desde velocidades angulares rápidas a lentas y desde acciones concéntricas a excéntricas), entrenamiento pliométrico, ejercicios específicos del deporte.


¿En cuanto tiempo se me puede curar un desgarro muscular?

El tiempo aproximado de recuperación de un desgarro muscular varia según la gravedad del mismo:

Grado 1 o leve8 a diez días

Grado 2 o moderado
Dos a tres semanas

Grado 3 o grave
Tres semanas a un mes
El desgarro muscular es la lesión del tejido muscular, generalmente de las fibras interiores del mismo, que va acompañada por la rotura de los vasos sanguíneos que recorren el músculo afectado. Y se sufre con un dolor como una "clavada de aguja" que impide contraerlo.

Sucede por una elongación (estirar un músculo más allá de su capacidad de estiramiento), o por una contracción (ante un esfuerzo superior a la capacidad biológica de resistencia a la tensión), sin el debido calentamiento que lo previene aunque no anula su ocurrencia. Por tanto es más posible que se produzca al principio de una actividad o práctica deportiva, o al excederse temporalmente al hacer ejercicio más allá de la fatiga cuando no obstante estar ya "agotado" se sigue haciendo esfuerzos.

Ante la emergencia reposar inmediatamente, ponerse hielo en la zona afectada (durante al menos 30min) y luego una venda compresiva para contener la hemorragia y mejorar la posterior rehabilitación muscular a cargo de un Kinesiólogo.


En la imagen podemos ver los principales musculos en donde podemos sufrir un desgarro muscular.


Factores de riesgo


a) Sedentarismo: debilita la estructura conjuntiva del músculo.

b) Desnutrición, debilita la capacidad contráctil de las fibras musculares (se adelgazan).

c) Circulación arterial y venosa deficiente: incapacidad de aumento de irrigación ante la exigencia del ejercicio físico, lo cual fatiga al músculo por falta de oxígeno y por acumulación de ácido láctico.

d) Ciertas enfermedades del metabolismo: por ejemplo, diabetes.

e) Se puede producir también por un traumatismo.

f) Se puede producir también por un mal esfuerzo o fatiga muscular intensa

Síntomas
Dolor repentino, agudo e intenso, en los casos leves, el único síntoma puede ser el dolor, sin embargo en los más graves (el desgarro de todo un músculo), se produce un hematoma, debido a la hemorragia interna. Si el dolor es muy intenso puede aparecer un componente de shock, con mareo y sudor frío, aunque estos síntomas no aparecen con frecuencia.